Dónde irá a parar tu nueva television

Elegir la HDTV perfecta dependerá mucho del cuarto donde planees verla. Es fácil encontrar el tamaño idóneo de la pantalla para el espacio donde vas a verla; opta por lo más grande que quepa en el espacio (siempre que el bolsillo te lo permita, claro). El truco es sencillo de recordar en la tienda: al número de pulgadas en diagonal de la pantalla colócale un punto después del primer número y es la distancia a la que debes estar de la nueva television. Por ejemplo, si se trata de una pantalla de 42 pulgadas, para verla debes estar a 4.2 metros. Siéntate más cerca del televisor y empezarás a notar la estructura pixelada del monitor. Además, no olvides que los videos de definición estándar (SD) se verán decepcionantes en una HDTV a la distancia de la regla, así que piensa en poner un poco más atrás tu asiento para mejorar el aspecto del material SD.

También la iluminación del lugar es importante. Quieres un equipo con una pantalla que produzca la mejor imagen posible en condiciones normales. Si en general ves la tele en una habitación de iluminación tenue, el plasma es tu mejor opción porque reduce sin problemas la intensidad general de la imagen cuando proyecta escenas brillantes. Las teles LCD crean imágenes con mayor brillo, por ello funcionan bien en cuartos muy iluminados. En un área bien alumbrada, también el color de la pantalla influye bastante en la impresión de la calidad de imagen; en pantallas más oscuras (LCD o plasma), las imágenes suelen parecer de mayor contraste y más saturadas.

You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0 feed. You can leave a response, or trackback from your own site.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>